Cebada: propiedades nutricionales

La cebada tiene muchas propiedades positivas y nutritivas para nuestra salud. Gracias a su contenido en enzimas, vitaminas, minerales y proteínas, favorecen el buen estado celular tanto de los órganos internos como de la piel.

Cebada: beneficios para la salud

Su contenido en potasio y sodio ayuda a mantener el equilibrio osmótico celular. Ayuda a evitar la retención de agua y las deshidrataciones de nuestro cuerpo. Ayuda a controlar nuestro peso: actúa de forma indirecta, ya que al mejorar el metabolismo a nivel general, actúa agilizando el metabolismo de los lípidos, además de estimular la movilización de los líquidos tisulares. La cebada tiene un efecto alcalinizante y remineralizante.

¿Para quén está recomendada la cebada?

Es adecuada durante convalecencias y para personas mayores gracias a su contenido en vitaminas, minerales, proteínas, clorofila, etc. Para los deportistas es ideal para reponer la gran cantidad de minerales perdidos por el sudor, gracias a su poder alcalinizante, y además contrarresta los efectos de la acidosis producidos en los períodos de máximo esfuerzo muscular, impidiendo la aparición de agujetas.

También está indicada en la alimentación de los niños, ya que su riqueza en vitaminas, minerales y clorofila es muy útil en períodos de crecimiento, falta de apetito, desarrollo muscular insuficiente, durante el periodo escolar, en caso de infecciones repetitivas, etc.

Información nutricional de la Cebada

Infomación nutricional por 100 gramos:

Valor energético: 1300 kJ / 311 kcal

Proteínas: 10 g

Grasa: 1.8 g

Hidratos de carbono: 57 g

Fibras: 4 g

B1 Vitamina: 0.646 mg

B2 Vitamina: 0.285 mg

B6 Vitamina: 0.318 mg

Niacina: 4.6 mg

Calcio: 33 mg

Hierro: 3.6 mg

Potasio: 452 mg

Sodio: 12 mg

Fósforo: 264 mg

Magnesio: 133 mg

Cebada verde

Cebada verde (Hordeum vulgare). La hierba de cebada verde no sólo contiene magnesio y calcio, sino también varios otros nutrientes que influyen en su biodisponibilidad y/o función en el tejido esquelético, como la vitamina K, el boro, el zinc y la vitamina C.

Además de su contenido en hierro, la hierba de cebada verde es una excelente fuente de clorofila y ácido fólico (que se necesita para la formación de la hemoglobina). La presencia de clorofila es particularmente importante, ya que su composición molecular es idéntica a la hemoglobina, con la excepción de que contiene magnesio en vez de hierro.

También, la hierba de cebada verde contiene una amplia gama de importantes compuestos para la salud, entre los que se incluyen clorofila, carotenoides, proteína de fácil digestión (aproximadamente un 30%), fibra, vitaminas, minerales y varias enzimas importantes [como, por ejemplo, la potente enzima antioxidante superóxido dismutasa (SOD)].

Deja un comentario