Hemorroides, no más sufrimiento.

hemorroides
hemorroides

No más sufrimiento.

Un 35% de la población tiene hemorroides en algún momento de su vida. Una incómoda sensación que, con unas pautas dietéticas, higiénicas y de estilo de vida, se puede aliviar.

Las hemorroides afectan a una de cada tres personas de entre 25 y 55 años. Pueden definirse como una dilatación anormal de las venas del conducto anal. Esa dilatación se manifiesta mediante la aparición de unos bultitos alrededor del ano y en la parte inferior del recto, que generan toda una serie de incómodos síntomas.

Existen diferentes factores que las provocan: el estreñimiento -debido a la fuerza que se realiza al evacuar-, la diarrea frecuente, el embarazo, los esfuerzos físicos prolongados, la obesidad, el sedentarismo, estar mucho tiempo de pie o sentado, el exceso de comidas o bebidas demasiado irritantes…

Permanentes y estacionales

Existen dos tipos de tratamiento en función de la intensidad de los síntomas. En caso de crisis la aplicación de Crio-compresas Hemofarm Plus hielo o compresas frías en la zona afectada hará disminuir la hinchazón de inmediato. Más a largo plazo, se suelen emplear pomadas para aliviar la congestión de las venas hemorroidales.

También se recetan productos por vía oral, generalmente preparados a base de plantas, que fortalecen las paredes de las venas y mejoran la circulación. Aunque se trata de una dolencia difícil de curar, existen numerosas pautas que pueden prevenir su aparición o aliviar las molestias. Por ejemplo, llevar una alimentación saludable, rica en fibras y con una ingesta abundante de líquidos, para que las heces sean más blandas y el esfuerzo al evacuar resulte menor.

En este sentido, se debe reducir el consumo de productos irritantes (embutidos, condimentos, alcohol, café…) y los astringentes, como el arroz, la pasta o el pan blanco. También el empleo de unas medidas higiénicas ayuda en caso de hemorroides. La correcta limpieza anal tras ir al baño es fundamental, y mejor si empleamos toallitas húmedas que papel higiénico (más áspero).

Es aconsejable realizar un lavado especial con jabones específicos, que calman, refrescan y alivian, secándonos bien la zona rectal después de cada lavado. Además, el uso de geles refrescantes asegura la higiene correcta y proporciona un frescor inmediato. Finalmente, un estilo de vida sano contribuye a evitar la aparición de hemorroides.

Mantener el peso adecuado y realizar ejercicio suave previene el estancamiento de sangre en la zona anal.

Una higiene postural

Hay que procurar no estar mucho tiempo de pie o sentado y sin moverse. Tampoco se debe realizar esfuerzos excesivos, como levantar grandes pesos o practicar ejercicio físico de alta intensidad. Para prevenirlas, los expertos recomiendan llevar ropa cómoda, preferiblemente de algodón, de que no quede muy ajustada en el abdomen y en la zona genital y por último se debe instaurar regularidad diaria en las comidas a la hora de ir al baño.

2 comentarios en “Hemorroides, no más sufrimiento.”

  1. A veces tengo molestias cuando voy al servicio a evacuar, pero normalmente me duran menos de una semana (por eso no voy al médico). ¿Podría tratarse de un caso de hemorroides?

    • Hola Mercedes , estas molestias que comentas pueden ser causadas por estreñimiento , ya que las heces cuando se endurecen pueden dañar las paredes del recto produciendo la irritación y la inflamación de las venas en sus paredes.

      Para evitar un estreñimiento crónico , y que te generen las hemorroides , es necesario que siempre tengas en cuenta una dieta donde incluyas pocas (o nulas) harinas refinadas, embutidos, grasas saturadas y lácteos, ya que estos son alimentos muy pesados y que hacen que el bolo alimenticio sea más consistente e inflexible.

      Las semillas de linaza , si las incorporas a tu dieta , te pueden ayudar y solventar el problema .

      Saludos .

Deja un comentario