La primavera y el desánimo

primavera Estamos en la estación de madera  que según el calendario chino, entró el pasado 10 de febrero cuando inauguraron el  año 4.711 según su cómputo y más de mil trescientos millones de personas festejaron la “Fiesta de la primavera”.

Muy bien ¿Y eso que tiene que ver con nosotros?  Pues que según la Medicina China la estación de madera, la primavera, está asociada a los órganos de hígado y vesícula biliar. Es en esta época cuando están activos y como consecuencia notamos más sus efectos. La primavera es la estación en la cual todo se moviliza y eso puede provocar un ascenso de Qi (energía) de Hígado.

La Medicina China atribuye al Hígado las siguientes funciones y características:

Almacena sangre, controla los tendones y ligamentos, se manifiesta en las uñas (estas son delgadas, frágiles, se astillas), controla la visión y los movimientos oculares, y a nivel psíquico rige el subconsciente, la creatividad, la imaginación y cuando su energía es excesiva aparece la ira y al contrario cuando está debilitado aparece la falta de imaginación, poca iniciativa y estados de ansiedad.

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo y según este tipo de medicina responsable de muchas de las enfermedades de este, es un órgano fuerte capaz de regenerarse, pero por desgracia muy maltratado hoy en día.

Por lo cual vamos a mimarlo más y a cuidarlo como es debido.

Podemos empezar haciendo una  buena depuración ya que esta es una buena época para ello, esto  nos ayudara a eliminar toxinas. En el mercado encontraremos una variada gama de preparados ya sea en forma de infusiones, jarabes, o comprimidos de plantas hepáticas, como pueden ser  el Cardo Mariano, la Alcachofera,  el Boldo, Diente de León, El Rábano negro. Los tomaremos fuera de las comidas, así potenciaremos su efectividad .También procuraremos acostarnos pronto ya que el meridiano de hígado está en su pico para eliminar toxinas y producir sangre nueva de (1,00h.-3,00 h.)  y es mejor que a esas horas estemos durmiendo.

Haciendo todo esto nos sentiremos más ligeros, nos levantaremos por la mañana sin esa sensación de cansancio que muchos arrastran. Anímicamente mejorara nuestro estado de ánimo, hasta es posible que veamos la botella medio llena, en vez de medio vacía…

Y además. ¿ Por qué no intentar eliminar ese exceso de energía en forma de ira que muchas veces acumulamos ?  y así intentar estar más en armonía buscando el equilibrio físico y emocional.

Demos le una oportunidad a nuestro queridísimo hígado, seguro que  el esfuerzo que hagamos por él valdrá la pena.

 

 

Deja un comentario