Vitamina C: qué es, usos y aplicaciones

El Premio Nóbel Linus Pauling en el año 1970 propuso la toma de vitamina C en dosis mucho mayores de las que se recomendaban por parte de la Organización Mundial de la Salud para la curación del catarro común. Ello le valió el desacuerdo de la mayoría de los expertos.

¿Qué es la Vitamina C?

También denominada ácido ascórbico, se trata de un poderoso antioxidante. Como tal es capaz de combatir con efectividad los radicales libres del cuerpo, formas alteradas de oxígeno que aceleran el proceso de envejecimiento y degeneración celular a través de su acción sobre el ADN.

Es conocida desde tiempos inmemoriales gracias a su acción sobre el escorbuto, enfermedad que se encontraba con frecuencia en navegantes del siglo XVIII debido al poco aporte de esta vitamina que tenían.

Las frutas y vegetales son las principales fuentes de esta vitamina.

Se encuentra en bayas, cítricos y vegetales de hoja verde. Su principal fuente de extracción es el escaramujo (la base carnosa de una rosa silvestre). Su aporte reviste gran importancia en el ser humano, ya que es una especie cuyo organismo no produce vitamina C y por ello debe ser administrada en la dieta.

Vitamina C: usos y aplicaciones

No sólo posee propiedades antioxidantes, si bien es una de las principales. También acelera la curación de heridas, fracturas y contusiones e infecciones aisladas.

Aumenta la producción de adrenalina

Además, su facultad para estimular las glándulas suprarrenales aumenta la producción de adrenalina y cortisol, por lo que también puede ser utilizada en problemas de estrés.

Ayuda al sistema inmunológico

Igualmente es un gran estimulante del sistema inmunológico ya que favorece la creación de glóbulos blancos dotándoles de mayor capacidad para la lucha contra las infecciones.

Sus aplicaciones cubren infecciones, contusiones, catarros y gripes, sinusitis, dolores de oídos, afecciones de garganta, tabaquismo, coágulos sanguíneos, arteriosclerosis, hipertensión arterial, estrés físico y mental, debilidad en el sistema inmunológico, colesterol y toxicidad hepática entre otras.

La vitamina C

¿Que resta efectividad a la vitamina C?

Sin embargo, existen numerosos factores que merman su efectividad. Entre los más importantes podemos encontrarnos con la conocida aspirina, el alcohol, los antidepresivos, analgésicos, antoconceptivos, anticoagulantes, esteroides, diuréticos, polución ambiental, tabaco y el acetaminophen.

No debemos olvidar que la vitamina C debe ser consumida de los alimentos con rapidez, ya que incluso las frutas y vegetales frescos la pierden rápidamente si se dejan sin consumir.

Un zumo de naranja se debe consumir en un corto período de tiempo si se pretenden usar sus propiedades vitamínicas.

Relación con otras vitaminas y minerales

También es reseñable que la vitamina C tiene una importante relación con la vitamina E, el Selenio y el Betacaroteno (precursor vitamina A). Además, todos ellos son también potentes antioxidantes que se aconseja tomar en muchas ocasiones junto con la vitamina C.

Por otro lado, la vitamina C incrementa la absorción del hierro, disminuye la del cobre y puede llegar a alterar la medición de los valores de la vitamina B12 en los análisis sanguíneos.

Vitamina C y Cáncer

Son numerosos los estudios que apoyan las propiedades anticancerígenas de esta vitamina.

Uno de ellos, apunta que un suplemento diario de 500 mg durante diez años disminuyó el riesgo de cáncer de vejiga en un 60%. Otro estudio descubrió que un suplemento diario de 3000 mg era preventivo del crecimiento de pólipos en el colon.

También se encuentran estudios que hacen referencia a que la ingesta diaria de 157 mg disminuye el riesgo de cáncer de colon a la mitad.

Linus Pauling

linus paulingHan tenido que transcurrir varios años hasta que las investigaciones confirmen que el Dr. Pauling tenía razón.

La vitamina C es válida para el catarro, pero es enormemente efectiva en infecciones virales y bacteriales secundarias.

Incluso, se ha llegado a investigar sobre su acción para patologías más graves como el cáncer. Mamas, cérvix, útero, colon, recto, pulmón, próstata y estómago son vísceras en las que la aparición de cáncer puede ser tratado positivamente por la vitamina C gracias a sus propiedades antioxidantes.

Experiencias con enfermos de cáncer

Fue en el hospital Vale of Leven, en Escocia, donde partiendo de sus experiencias con pacientes terminales de cáncer, el Dr. Pauling y el Dr. Cameron concluyeron que los pacientes que recibieron grandes dosis diarias de vitamina C (10 gramos) junto con su tratamiento habitual.

El resultado es que no solamente vivieron mucho más que los demás, sino que además experimentaron menos dolor, lo que les hizo incrementar su nivel de vida.

Posteriormente, el Dr. Abram Hoffer, un médico canadiense, junto cono otros doctores extendieron el tratamiento de Pauling y Cameron añadiendo vitamina E en grandes cantidades, niacina, vitaminas del grupo B, betacaroteno y algunos minerales.

El resultado que obtuvieron fue que los pacientes que siguieron ese tratamiento vivieron como media 16 veces más que los que no lo siguieron.

Vitamina C: una vitamina multiusos

Pero las virtudes de la vitamina C no terminan ahí. La investigación muestra que es capaz de normalizar la presión sanguínea, bajar los niveles de colesterol y fluidificar la sangre.

La suplementación con 2g de vitamina C reduce la adhesión de los glóbulos blancos a las paredes de los vasos sanguíneos. Por tanto, el riesgo de arteriosclerosis y de enfermedades cardíacas. De la misma manera se apunta a que reduce considerablemente el riesgo de apoplejías y ataques cardíacos.

Recientemente, se ha llevado a cabo un estudio que indica que quienes tomaron suplementos con más de 700 mg de vitamina C diariamente, tienen un 62% menos de riesgo de morir de enfermedades cardíacas que quienes toman 60 mg o menos.

También, se ha descubierto su acción significativa sobre los síntomas del asma y la artritis reumatoide. Se ha comprobado su efectividad en la disminución del riesgo de cataratas y glaucoma.

1 comentario en “Vitamina C: qué es, usos y aplicaciones”

Deja un comentario