Mejora tu digestión

 

La salud se resiente de numerosas formas cuando el sistema digestivo no funciona adecuadamente. Podemos experimentar trastornos eminentemente digestivos como distensión abdominal, estreñimiento, diarrea, acidez estomacal, flatulencia o digestiones pesadas.

shutterstock_121644619-340x213

Sin embargo, el funcionamiento inadecuado del sistema digestivo también se puede manifestar como alergias a determinados alimentos, aumento de peso, eczema, agotamiento o asma, entre otros.

Para evitar que estos síntomas se conviertan en condiciones patológicas crónicas, es necesario mejorar la función digestiva. Para conseguirlo es recomendable revisar en profundidad los hábitos alimenticios y el estilo de vida, que con demasiada frecuencia interfieren en el bienestar físico y emocional.

El objetivo es eliminar lo que agrede al aparato digestivo e incorporar los alimentos que lo nutren. No obstante, si quieres mejorar tu función digestiva, poner en práctica las siguientes pautas te ayudará a conseguirlo.

Mastica bien los alimentos

Recuerda que el estómago no tiene dientes , y que una buena digestión comienza en la boca. La mayoría de nosotros masticamos los alimentos lo justo para poder tragarlos, olvidando que así le complicamos, y mucho, el trabajo a nuestro sistema digestivo.

Come alimentos de verdad

Céntrate en los alimentos frescos y en la elaboración casera y evita en especial la “comida falsa”, esto es, los alimentos procesados ​​y las comidas rápidas, que habitualmente contienen grandes cantidades de sal refinada, azúcar y aceites de pésima calidad. Estos “comestibles” no sólo son difíciles de digerir: no te ofrecen ningún valor nutricional.

0000207960

Come alimentos fermentados

Los alimentos fermentados naturales contienen grandes cantidades de “bacterias buenas” y comerlos te ayudará a regenerar tu flora intestinal natural. Cuanto mayor sea la variedad de alimentos fermentados que incluyas en tu dieta, tanto mejor. Trata de comer chucrut, kéfir, vegetales fermentados, kimchi o Kombucha. Pero hazlo de forma gradual. Si no tienes claro cómo hacerlo, asesórate bien antes de empezar.

Mima tu hígado

Para sanar tu sistema digestivo necesitas que tu hígado trabaje de manera eficaz. Por eso te sugiero que intentes aumentar el consumo de alimentos que le sientan bien, como son las zanahorias, la remolacha (ojo, se deben consumir con moderación) o las hojas verdes, bien en batidos, bien en licuados. Podría ser necesario que le ayudes con algún suplemento como el diente de león o el cardo mariano .

destacadajarra-700x350

Mantente hidratado

Muchas personas que padecen trastornos digestivos están extremadamente deshidratadas. Intenta beber más agua a lo largo del día, mejor varias veces en pequeñas cantidades, así proteges también los riñones. Trata de beber al menos uno de los vasos de agua con zumo de limón fresco. Las infusiones de hierbas son otra gran manera de hidratar y sanar tu cuerpo. Y si las preparas con menta, jengibre, hinojo o fenogreco, ayudarás doblemente en la digestión.

Controla tu estrés

El estrés no sólo causan estragos en tu mente, también los puede causar en tu digestión. Hay muchas maneras de reducir el estrés, así que te animo a que descubras qué tipo de actividades funcionan mejor para ti a la hora de relajarte. Aunque es una cuestión bastante personal, ciertas actividades suaves funcionan muy bien para la mayoría de nosotros: meditación, ejercicios de respiración, yoga, caminar…

Haz un Detox suave y frecuente

Una desintoxicación poco agresiva efectuada de forma regular puede ser una gran manera de restablecer todo tu sistema digestivo.

Fuente alimentacionkonsciente.wordpress.com

Un comentario

  1. […] Si quieres saber más, te invitamos a leer otro artículo donde hablar de cosas esenciales a tener en cuenta para mejorar mejorar tu digestión. […]

Deja tu comentario