Plantas medicinales para combatir infecciones

 

echinacea-plantas-medicinalesLa creciente resistencia de las bacterias a los antibióticos químicos y los efectos secundarios derivados de su mal uso, hacen que cada vez más no tenga el efecto deseado ; las infecciones se agravan y el paciente no se cura.

Incluso ya se han detectado bacterias “indestructibles” a las que no les afectan ningún tipo de antibiótico conocido.

“Sin duda, tenemos un grave problema”, observa Stephen H. Buhner, autor del libro Antibióticos naturales. “la era de los antibióticos se ha acabado -afirma el mismo-.

El grado y velocidad de evolución de las bacterias son tan rápidos que los nuevos antibióticos generan resistencia en pocos años, en lugar de las décadas que necesitaban antes. Es un futuro estremecedor. “

Una toma de conciencia en relación con la importancia de mantenernos sanos y aprender a fortalecer de forma natural nuestro sistema inmunitario, son nuestras mejores armas para enfrentarnos contra estos microscópicos seres.

Por eso hoy veremos algunas plantas medicinales que pueden sustituir eficazmente a los fármacos más comunes.

ajo1Ajo: el ajo es uno de los “antibióticos” naturales más baratos y eficaces con los que podemos contar. Está considerado como el vegetal con más propiedades curativas, y en especial para combatir y prevenir infecciones.

 No hace falta comprar ningún compuesto a base de ajo, ni perlas de ajo… ya que podemos tomar un diente de ajo troceado 3 veces al día (tragado sin masticar como pildoritas) y tendrá la concentración suficiente como para tratar cualquier infección y muchos otros trastornos. El jugo de limón es también barato y efectivo.

Extracto de semilla de Pomelo: Muy eficaz bactericida, antivírico y antifúngico. Tratamiento de gripe, bronquitis, otitis, gastroenteritis, parásitos, candidiasis e infección de orina.

 Además es un gran antiinflamatio y antioxidante muy rico en vitamina C, por lo que mejora el sistema inmune.

salvia-officinalisSalvia: es uno de los mejores bactericidas naturales. Normalmente se utiliza en forma de extracto puro, es decir, aceite esencial para tratar infecciones de la boca, como úlceras o gingivitis.

 Se realizan gárgaras con salvia para el tratamiento de faringitis o amigdalitis. También se puede tomar en infusión para aliviar infecciones intestinales.

Árbol de te: Es muy buen bactericida y nada tiene que ver con la planta del té (infusión). Se suele utilizar en forma de aceite esencial puro para el tratamiento de infecciones en la piel, acné, granos, forúnculos…

También ayuda a combatir hongos y virus que cursan enfermedades en la piel.

Equinácea: La equinácea no debería faltar en un buen botiquín de naturopatía ya que su composición es extraordinaria para tratar infinidad de infecciones y trastornos comunes.

De hecho, es una de las plantas medicinales más utilizadas en naturopatía. Es muy eficaz para tratar las infecciones por virus, reduciendo la fiebre como por ejemplo la causada por la gripe, pero también tiene efecto antiinflamatorio y analgésico, combate hongos, herpes y enfermedades de transmisión sexual.

jenPropóleo: Se suele consumir en tintura (en gotas) o en ungüento (pomada cerosa). Es una sustancia que segregan las abejas para proteger su panal de infecciones, hongos y para regenerar su estructura. En nuestro organismo ayuda a reforzar el sistema inmunológico y a combatir infecciones.

Jengibre: Protege y mejora la flora intestinal de nuestros intestinos, ayudando al sistema inmunológico a mantenerse fuerte y a eliminar bacterias patógenas como por ejemplo la Escherichia coli que produce gastroenteritis sobre todo en niños o personas en estados carenciales.

Reishi: Es un hongo imprescindible en la medicina tradicional china. Es antivírico y antibacteriano. Tiene un gran poder regenerativo y protector del sistema inmunológico, tanto es así que está muy recomendado en casos de cáncer y después de tratamientos químicos muy agresivos, como por ejemplo la quimioterapia que tanto debilita el organismo.

Uña de gato: Es una planta originaria de la selva de Perú tradicionalmente utilizada por los pueblos indígenas para tratar todo tipo de infecciones. Hoy en día, a partir de los años 90 y después de numerosos estudios, es utilizada para el tratamiento de VIH (sida), y otras enfermedades infecciosas.

Deja un comentario