Principales minerales y acciones

 

mineralesLos minerales son elementos químicos inorgánicos imprescindibles para el normal funcionamiento metabólico, pues en ningún caso pueden ser sintetizados por el organismo, es decir, son nutrientes esenciales.

Existen minerales de los que nuestro organismo necesita unas mayores cantidades que de otros, y así están por encima de los 100 mg por día, minerales como el sodio, potasio, calcio, cloro, fósforo, magnesio y azufre.

De otros minerales, por el contrario se necesitan cantidades muy pequeñas a veces del orden e los microgramos, como el cobre, yodo, hierro, manganeso, cromo, cobalto, zinc y selenio, por los que se los conoce como oligoelementos (oligo en griego significa poco, escaso).

¿Donde encontrarlos?

minerales1Calcio: necesario para unos huesos y dientes sanos, conducción nerviosa, contracción muscular, coagulación sanguínea, producción de energía e inmunidad a las enfermedades. Se encuentra en productos lácteos, verdura de hoja verde, salmón, sardina y tofu.

Cloro: Mantiene el equilibrio hídrico y electrolítico del organismo, y forma parte de los jugos gástricos. Se encuentra en sal de mesa.

Magnesio: Interviene en todos los procesos biológicos importantes, uso de glucosa en el organismo, síntesis de ácidos nucleicos y proteínas, y energía celular. Lo encontramos en carne, pescado, verduras verdes y productos lácteos.

Fósforo: Mantiene unos huesos y dientes fuertes, la secreción normal de la leche materna, la formación del tejido muscular y el metabolismo celular. Se encuentra en productos lácteos, pescado, carne, aves de corral, verduras, legumbres y huevos.

Potasio: Interviene en muchos procesos biológicos importantes, regula el balance de agua en el organismo, contracción muscular, impulsos nerviosos, síntesis de ácidos nucleicos y proteínas, y producción de energía. Se encuentra en verduras, legumbres y frutas frescas.

Sodio: Necesario para el equilibrio hídrico en los tejidos. Se encuentra en la sal de mesa y sodio añadido a los alimentos por el fabricante.

minerales2Azufre: Imprescindible para la síntesis de aminoácidos que contienen azufre, como la cisteína y metionina, participa en la síntesis del colágeno e interviene en el metabolismo de los lípidos y de los hidratos de carbono. Se encuentra en cebollas, ajo, huevos, carne y productos lácteos.

Yodo: Forma parte de las hormonas tiroideas; previene el bocio y el mixedema infantil. Interviene en el crecimiento mental y físico, el funcionamiento del tejido nervioso y muscular, el sistema circulatorio y el metabolismo de otros nutrientes .Se encuentra en la sal yodada, pescados, mariscos y algas.

Hierro: Forma parte de la hemoglobina, que transporta el oxígeno a los tejidos y los músculos del cuerpo. Es necesario para producir energía, favorece la integridad del sistema inmunitario y previene de la anemia ferropénica. Se encuentra en carnes, pescados, aves, moluscos de concha como los berberechos, lentejas, alubias y levadura de cerveza.

Magnesio: Ayuda a mantener el funcionamiento normal de los músculos y los nervios, mantiene la regularidad de los latidos del corazón, mantiene los huesos fuertes y ayuda a que el cuerpo produzca energía. Se encuentra en carnes, mariscos, leche, queso, yogur, vegetales de hojas verdes, salvado de trigo, cereales y frutos secos.

Fósforo: Necesario para mantener unos huesos sanos. Ayuda al organismo a producir energía. Se encuentra en leche, queso, yogur, guisantes, carne, pescado, huevos, algunos cereales y panes.

Zinc: Refuerza el sistema inmunitario, es necesario para la curación de las heridas y la reparación tisular, mantiene la sensación del gusto y el olfato, favorece la digestión, propicia la reproducción, crecimiento y desarrollo normal. Se encuentra en: carnes rojas, hígado, ostras, ciertos mariscos, productos lácteos, huevos, legumbres, frutos secos, granos enteros y cereales fortificados.

minerales3Cobre: Participa en la formación de la hemoglobina, y es fundamental para el desarrollo y mantenimiento de huesos, tendones, tejido conectivo y el sistema vascular. Se encuentra en las vísceras, carnes, cereales integrales, frutas secas y legumbres.

Manganeso: es necesario para el crecimiento de los recién nacidos, esta relacionado con la formación de los huesos, el desarrollo de tejidos y la coagulación de la sangre, con las funciones de la insulina, la síntesis del colesterol y como activador de varias enzimas, como la superóxido dismutasa. Se encuentra en frutas secas, granos integrales, las semillas de girasol y de sésamo, la yema de huevo, legumbres y verduras de hojas verdes.

Cromo: Participa en el metabolismo del azúcar por tanto para la utilización normal de la glucosa y para el crecimiento. Su actividad se lleva a cabo conjuntamente con otras sustancias que controlan el metabolismo de la insulina y de varias enzimas, con la formación de ácidos grasos, colesterol y con el material genético de las células. Se encuentra en carnes y vísceras, en la levadura de cerveza y en los cereales integrales.

Cobalto: Es un componente esencial de la vitamina B12 o cobalamina. Se encuentra en carne, huevos y lácteos.

Selenio: Tiene capacidad antioxidante y su acción se relaciona con la vitamina E. Se encuentra en alimentos de carnes, pescados, crustáceos, moluscos, vísceras, vegetales y cereales integrales.

El cumplimiento de una dieta alimenticia sana y equilibrada, especialmente rica en frutas, verduras y cereales integrales, aporta las cantidades requeridas de estos nutrientes, aunque en determinadas situaciones puede ser necesaria un suplemento como ocurre en algunas enfermedades como hipotiroidismos, anemias o diabetes y en ciertos momentos fisiológicos, como puede ser un embarazo o la menopausia.

Fuente

Un comentario

Deja tu comentario