Aceite de Abedul: Propiedades Anticelulíticas

Es un aceite que se obtiene de hojas jóvenes del abedul. Además, se trata de un aceite anticelulítico muy utilizado en la actualidad para el tratamiento de la misma.

Aceite de abedul: propiedades

Ayuda contra la celulitis

Se debe utilizar a través de un masaje suave para prevenir o mejorar el estado de celulitis. Además de que la piel adquirirá más firmeza, elasticidad y suavidad, presentando un mejor aspecto.

Hidrata la piel

Este aceite activa el metabolismo de la piel para facilitar la circulación de los líquidos, es por esto que también puede usarse en todo el cuerpo, porque además de eliminar o tratar la celulitis, hidrata la piel dejándola suave e hidratada.

Propiedades antibacterianas

Además de tratar la piel naranja y la celulitis, es antibacteriano y antifúngico porque previene o neutraliza bacterias que producen distintos tipos de celulitis, como es el caso de la celulitis infecciosa

Aceite de abedul: otras propiedades

Otras de las propiedades del aceite de abedul es que es analgésico y diurético porque elimina la retención de líquido. Se trata de un aceite ampliamente usado por masajistas porque remueve y elimina grasa acumulada en la persona y favorece a que la misma adelgace.

También es depurativo porque muchas personas lo usan como laxante en caso de estreñimiento y sus hojas son usadas, además, como antiinflamatorio.

Aceite de Abedul

Los principios activos del abedul

Las hojas contienen taninos, fitócidos y un derivado flavónico, las cuales se pueden emplear como germicidas, por lo que también son diuréticas y coleréticas.

Además, las yemas contienen un aceite volátil, y la corteza se emplea en el tratamiento de las afecciones de las vías respiratorias, siendo ideal por ejemplo en los remedios caseros para la gripe.

Asimismo, las yemas del abedul están indicadas en casos de retención de líquidos, en el artritismo (siendo capaz de eliminar el exceso de ácido úrico), en las enfermedades de la piel provocadas por impurezas de la sangre, y en las inflamaciones articulares.

Deja un comentario