Propiedades del aceite de coco

 

El aceite de coco está compuesto por ácidos grasos beneficiosos para el cuerpo, además de contener hierro y vitamina E y la K, lo que lo convierte en un producto completo y muy saludable, que conviene incorporar a nuestra alimentación.

Aceite de coco

Debido a su alto contenido de ácido laúrico, el aceite de coco ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, reduciendo el colesterol y manteniendo la tensión en niveles adecuados. Además reduce la propensión a padecer lesiones arteriales, por lo que ofrece grandes aportes a nuestro corazón.

coEl aceite de coco es un gran aliado cuando se trata de mejorar la digestión.

Sus aceites grasos favorecen la absorción de las vitaminas en los alimentos, al mismo tiempo evitan la formación de bacterias estomacales, ayudándonos a mantener la salud de nuestro estómago.

Se recomienda especialmente su consumo para personas que sufren del síndrome del intestino irritable.

Así como su contenido de ácidos grasos ayudan a prevenir la formación de bacterias estomacales, los mismos también actúan fortaleciendo el sistema inmunológico, ayudando a protegernos de virus y enfermedades bacterianas.

A nivel externo, el aceite de coco es una excelente opción para cicatrizar la piel y ayudarla a recuperarse de heridas, golpes o moretones.

Además, su ingesta frecuente permite a nuestro cuerpo absorber mejor los minerales de los alimentos, entre ellos el calcio, ayudando así a mantener nuestros huesos fuertes y saludables.

El aceite de coco se ha asociado también con la reducción de los triglicéridos en la sangre, beneficiando así las funciones hepáticas.

Adicionalmente favorece la secreción de la insulina, controlando el azúcar en la sangre, por lo que ha sido muy asociado con la prevención de la diabetes tipo II.

Se ha asociado mucho el aceite de coco con la pérdida de peso, y es que debido a sus beneficios controlando el colesterol, los triglicéridos y el azúcar en la sangre y mejorando la función de las tiroides, cumple un buen papel al ayudarnos a disminuir esos kilos de más.

Sin embargo, es bueno destacar que el aceite de coco debe sumarse a una dieta saludable y al ejercicio frecuente si se quieren observar resultados reales.

Su composición ayuda a fomentar la energía y vitalidad en nuestro cuerpo, por lo que su consumo diario es una genial alternativa para mantenernos activos en nuestra rutina.

Deja un comentario