Melisa: propiedades medicinales

La melisa es una planta medicinal con un agradable sabor y propiedades sedantes, digestivas, expectorantes, antivirales y cicatrizantes, entre otras.

Melisa: beneficios

La melisa o toronjil posee innumerables propiedades medicinales, se destaca específicamente por sus propiedades antiespasmódicas, es uno de los mejores remedios caseros para los nervios, insomnio, estrés, ansiedad, angustia y taquicardia.

También calma los espasmos musculares y estomacales, indigestión y flatulencias.

Partes usadas: Partes aéreas y aceite esencial.

Principales componentes:  Aceites volátiles (citronela, linalol y citral), polifenoles, taninos, principios amargos, flavonoides y ácido rosmarínico. Se distingue por su característico perfume a limón.

Melisa

Melisa: propiedades

Las propiedades del toronjil o melisa para la ansiedad son sobradamente conocidas.

Herpes labiales

El aceite de toronjil o melisa puede aplicarse como remedio externo para los herpes labiales (calenturas), gracias a su amplia variedad de polifenoles, ácido rosmarínico, y ácido cafeico elementos que ayudan a aliviar el problema de fondo.

Mal aliento

Para eliminar el mal aliento basta masticar una hoja fresca después de las comidas.

También es eficaz como repelente de insectos.

Dolor de cabeza

Se aconseja para el tratamiento de la jaqueca o dolor de cabeza: especialmente cefaleas y de migrañas o dolores recurrentes en un lado de la cabeza acompañados de vómitos e indisposición. Sus propiedades analgésicas derivan de los ácidos ursólico, clorogénico y caféico así como el timol y el eugenol.

Melisa para los nervios

Según estudios demostrados, el toronjil es una de las plantas medicinales más eficaces contra la depresión. Hace unos 500 años se le conocía como “elixir de la vida”, y durante el siglo XVIII recuperó su popularidad como infusión para favorecer la longevidad.

Las propiedades de las infusiones de toronjil son un excelente calmante, y tomadas antes de acostarse propician el sueño. Son también eficaces contra los dolores menstruales. Su efecto es más intenso si se utilizan hojas recién cortadas.

Melisa para conciliar el sueño

La melisa constituye uno de los mejores remedios contra los problemas de los nervios, tanto en aquellas situaciones de desasosiego personal como cuando esta inquietud tiene su reflejo en alguna parte del organismo, produciendo reacciones desagradables.

plantas-para-dormir

Tradicionalmente, ha tenido muy buena fama como planta tranquilizante,  es un sedante reconocido cuyas virtudes para tranquilizar los nervios y evitar el reflejo de estos en el organismo han sido desde hace mucho tiempo ampliamente reconocidas.

Los ácidos caféico y oleanólico, junto con sus alcoholes y terpenos, le otorgan esta propiedad.

Entre las principales aplicaciones, destacaremos:

Estrés

En situaciones de estrés personal, causado por múltiples causas de la vida moderna ( trabajo, problemas familiares, situaciones personales adversas, etc.) la melisa tiene la propiedad de tranquilizarnos y restaurar el equilibrio personal ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día)

Problemas de angustia personal

Cuando nos encontrados angustiados, con una sensación de opresión en la boca del estómago, o parece que no encontramos solución a los problemas personales, la melisa puede ayudarnos a sentirnos más tranquilos. ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día)

Insomnio

Además de tranquilizante de los nervios, induce al sueño . Todo ello resulta interesante cuando se tiene dificultades para dormir. ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. Un vaso media hora antes de irse a la cama)

melisa

Problemas físicos de naturaleza nerviosa

Son muchas las ocasiones en que un desequilibrio nervioso tiene su manifestación en el organismo produciendo alteraciones físicas.

Entre las situaciones más características que pueden tener un origen nervioso tenemos:

Taquicardias o palpitaciones

En las palpitaciones de origen nervioso la melisa tiene la propiedad de tranquilizar el músculo cardíaco y restablecer el ritmo normal del corazón.

( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día) ( Infusión mixta de media cucharadita a partes iguales de la mezcla de tila, melisa y valeriana. Tomar dos tazas al día)

Espasmos musculares

Pueden producirse por esfuerzos físicos o simplemente tener un origen nervioso. En un caso u otro la melisa constituye un buen tónico muscular que fortifica y ayuda a relajar los músculos y evita la aparición de nuevos espasmos.

Su función antiespásmodica no solamente se limita a nivel de musculatura de los miembros externos.

Internamente, las propiedades sedantes de esta planta pueden ser útiles para calmar los espasmos del aparato digestivo al actuar sobre la musculatura de sus órganos: ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día entre comidas)

Melisa (1)

Malas digestiones

Las infusiones de esta planta después de las comidas ayudan a digerir mejor los alimentos.

Dolor de estómago

Retortijones de origen nervioso del estómago o cólicos intestinales pueden también calmarse mediante tisanas realizadas con las flores y las hojas de esta planta.

Vómitos

producidos por nervios en el estómago pueden minimizarse con el uso de esta planta.

Flato o presencia de gases

Gases que producen hinchazón estomacal y malestar.

Se ha comprobado también que este mismo tratamiento es conveniente para el tratamiento de los espasmos uterinos, al ser capaz de tranquilizar la musculatura del útero y evitar los fuertes dolores que estas contracciones involuntarias producen.

teVerdeMemoria

Una planta para incrementar la producción de la bilis

La melisa tiene el poder de actuar sobre la vesícula biliar y el hígado siendo capaz de incrementar la producción de la bilis.

Esta propiedad se puede aprovechar en aquellos casos en que exista una insuficiencia biliar que es una de las causas de malas digestiones. ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día)

Una planta para calmar el dolor

Los ácidos ursólico, clorogénico y caféico así como el timol y el eugenol le proporcionan propiedades analgésicas muy validas para mitigar el dolor en alguna de sus múltiples manifestaciones: ( Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día)

Jaqueca o dolor de cabeza

Especialmente cuando este se manifiesta en forma de cefaleas y de migrañas o dolores recurrente en un lado de la cabeza acompañados de vómitos e indisposición.

Deja un comentario