Rooibos, té para niños

 

Te habrás preguntado ¿existe un Té que puedan tomar los  niños que no tenga estimulantes y que sea incluso bueno para su salud  ?

La respuesta es sí, el Rooibos.

rooibos

El té Rooibos, conocido así por muchos, realmente no es un tipo de Té sino una infusión que proviene de África, de las hojas del arbusto Aspalathus Linearis , donde se extrae esta suave y frutal tisana.

A diferencia de los tés, no contiene teína lo que resulta apta para todas las edades y para las mujeres embarazadas. También es apta para cualquier momento del día.

Algunas de sus propiedades

El rooibos es rico en minerales. Su contenido en calcio, magnesio y sobre todo flúor es ideal para nuestros dientes y para los huesos. Tiene efecto antioxidante y anti radicales libres.

Ayuda a equilibrar los niveles de potasio y sodio para evitar las retenciones de líquidos. El efecto diurético del rooibos es suave pero eficaz y además ayuda a perder peso.

En los niños el rooibos mejora los espasmos y cólicos infantiles. Por otro lado, parece ser que el rooibos tiene un efecto equilibrante sobre el sistema nervioso.

Si además este momento lo acompañas de una tacita divertida, con su dibujo animado favorito, por ejemplo, para ellos será una experiencia que seguro querrán repetir. Además les estarás educando en un hábito tan saludable como es el consumo de infusiones.

Ahora sí, ha llegado el momento de decirte qué propiedades beneficiosas para los más pequeños de la casa tiene el Rooibos:

rooibos-un-te-para-todos2

Prevención de alergias.
Alivio de dolores de tripita.

Eficaz contra los cólicos y diarreas de nuestros pequeños.
Ayuda a combatir la intranquilidad y el nerviosismo, en las situaciones de estrés a las que a veces están expuestos (exámentes, hiperactividad, …)

Problemas de conciliación del sueño.

En resumen, nos encontramos ante una infusión sana y sin nada de teína. Así, los que huyen de las sustancias excitantes deben saber que es muy rica en magnesio, un elemento de gran importancia para el sistema nervioso.

¿Cómo preparar una taza de esta tisana? Muy sencillo: agua caliente y la cantidad equivalente a una cucharada de postre de Rooibos por persona. Se debe dejar infusionar unos cinco minutos y ¡listo!

Otro consejo: siempre que se pueda, debe comprarse Rooibos en hoja, ya que es de mayor calidad que el que viene embolsado y suele tener mayor frescura.

Deja un comentario