Tipos de infusiones para niños, 3 esenciales

Entre los diferentes tipos de infusiones para niños que existen, hablamos de unas de las 3 más recomendadas. Éstas contribuirán a que los más pequeños puedan:

  • Dormir mejor
  • Calmar nervios
  • Mejorar estado de apatía o de falta de ánimo
  • Aliviar dolores de garganta
  • Fomentar una correcta digestión

¡Y un largo etcétera!

A continuación, te presentamos los 3 tipos de infusiones para niños más beneficiosas. Gracias a que no contienen teína ni estimulantes, podrán contribuir al bienestar de los más pequeños sin alertar estados de nerviosismo.

3 tipos de infusiones para niños

Las infusiones son un 95% agua, por lo que es una forma natural de hidratación para los más pequeños. Además, si las combinas con plantas medicinales de sabor agradable que contienen importantes propiedades para ellos, ¡estamos ante la combinación perfecta!

Concretamente, hablamos de:

  • Rooibos
  • Menta
  • Manzanilla

El té rooibos es ideal para ayudar a mejorar las digestiones de los más pequeños de manera natural. Por otro lado, la infusión de menta son un remedio natural para la tos y dolores de garganta. Y por último, la manzanilla es uno de los tipos de infusiones para niños/as más utilizado, por sus beneficios para resolver estados de gases y flatulencias en los niños.

Seguidamente, veremos las propiedades de las infusiones para niños que te recomendamos, de manera más precisa.

El Rooibos, infusión digestiva para niños

La infusión de rooibos forma parte de las infusiones para niños por su función digestiva. De esta manera, es capaz de ayudar a los niños a:

  • Conciliar el sueño
  • Fortalecer el sistema inmune
  • Prevenir alergias e inflamaciones
  • Aliviar dolores de estómago/digestivos
  • Combatir intranquilidad y nerviosismo

rooibos-tipos-de-infusiones-para-niños

Al no contener teína, resulta apta para todas las edades, así como para las mujeres embarazadas. Y por supuesto, ideal para cualquier momento del día.

La menta, infusión para remediar tos y resfriados

La menta es una infusión calmante para los más pequeños. Posee importantes propiedades antisépticas, capaces de ayudar a:

  • Paliar la tos
  • Remediar los resfriados y gripes

Por otro lado, también se trata de una infusión digestiva debido a sus efectos calmantes. Por lo que, también es óptima para mejorar el sueño de los más pequeños.

La manzanilla, infusión contra los gases

Por último, la manzanilla es uno de los tipos de infusiones para niños más beneficiosa por sus diversos beneficios. Entre todos ellos, podemos destacar que la infusión de manzanilla ayuda a:

  • Solucionar estados de flatulencia y gases
  • Prevenir resfriados
  • Calmar estados de nerviosismo e inquietud
  • Aliviar el malestar ante quemaduras, cortes o erupciones
  • Fomentar el sueño
  • Contribuir a una buena salud digestiva

En resumen, nos encontramos ante una infusión sana y sin nada de teína. Así, los que huyen de las sustancias excitantes deben saber que es muy rica en magnesio, un elemento de gran importancia para el sistema nervioso.

Preparación de los tipos de infusiones para niños

En cuanto a la preparación de cada una de estas infusiones, simplemente, se debe añadir a una taza agua caliente.

prepara-mazanilla-infusiones-para-niños

Y seguidamente, se le añade una cucharada de postre de rooibos.

Por último, se deja infusionar durante cinco minutos y listo.

Recomendamos acostumbrar a los niños a tomar dichas infusiones sin azúcar y antes de acortarse.

¿Comenzamos a contribuir al bienestar de los más pequeños con estos beneficiosos tipos de infusiones para niños?

Deja un comentario