Valeriana para relajarse y dormir mejor

La valeriana (Valeriana officinalis) es una planta herbácea que crece en climas húmedos. La aparte terapéutica que se usa es el rizoma (raíz) que es cosechada a finales de septiembre cuando su aceite esencial presenta los mayores niveles de concentración .

Valeriana: historia

El uso de la valeriana ya se remonta a la antigüedad y aparece en algunos escritos clásicos griegos como los de Dioscórides, Hipócrates o Galeno.

La medicina tradicional china e hindú tampoco escapó a sus encantos y la incluyeron como un remedio más a su botica diaria. Durante la II Guerra Mundial, utilizaron esta planta medicinal para paliar la tensión nerviosa originada por los bombardeos y explosiones frecuentes.

A finales del siglo XX, esta planta medicinal se utilizó mucho en Europa hasta que la remplazaron los ansiolíticos y sedantes, fármacos que necesitan receta médica.

Valeriana en la fitoterapia

Su uso no tardaría en volver a primera línea de la mano de la fitoterapia y hoy en día son muchas las personas del mundo occidental que ven en ella una ayuda para el insomnio, la ansiedad o el estrés.

Es tanto así, que actualmente la valeriana es el producto más adquirido en Europa entre los considerados tranquilizantes adquiridos sin receta médica.

Como hemos visto, la valeriana es una planta cuya tradición se remota a la antigüedad, a lo largo de la historia y en función de las necesidades surgidas ha sido y es utilizada para muy diversos fines.

Valeriana

 

Beneficios de la valeriana

Trata los trastornos del sueño, en especial los episodios de insomnio. Además, su acción sedante ayuda a estabilizar el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Relaja nuestro sistema nervioso central y disminuye la tensión muscular y ayuda a eliminar el dolor de cabeza y de estómago.

Tiene un efecto relajante y tranquilizante y además, disminuye nuestro nivel de ansiedad.

Contribuye a minimizar los síntomas dolorosos de la menstruación. También, ayuda a combatir las afecciones psicológicas de la menopausia.

Es excelente a la hora de controlar el estrés negativo y es eficaz para combatir episodios de tristeza, inquietud, malestar emocional y angustia.

¿Cómo se toma la Valeriana?

Existen diferentes presentaciones a la hora de tomar valeriana:

  • Infusión: Se añade agua caliente en una taza y se incorporan dos cucharadas de la planta. Se deja reposar al menos cinco minutos. Se recomienda tomar por la noche.
  • Cápsulas o perlas: Se debe ingerir la dosis recomendada por un especialista o según indique el fabricante, media hora antes de ir a dormir.
  • Aceite esencial: Se puede usar como difusor aromático o unas gotas en la almohada.
  • Extracto fluido: Se pueden añadir unas gotas en un vaso de agua o en alguna infusión.

 

Deja un comentario