La gripe humana Expandir

La gripe humana

Nuevo

Dietetica Online Dietetica Online
¿Son todas las gripes iguales y se deben tratar de la misma forma?

Más detalles

Evaluación y opiniones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
Puntúalo
Documento sin título

Todos hemos sufrido una gripe en alguna ocasión. A veces se nos presenta de repente y otras la sentimos llegar, a veces nos apetecen bebidas frías y otras calientes, a veces nos causa estornudos y otras parece que no tanto. ¿Son todas las gripes iguales y se deben tratar de la misma forma?

 

Individualidad

 

Desde la naturopatía, no hay dos gripes iguales porque no hay dos personas iguales. Cada organismo reacciona de manera distinta ante una gripe, incluso cada gripe puede ser distinta ya que la reacción orgánica puede ser diferente.




Hay cuadros gripales que cursan con escalofríos, tos y fiebre alta. Sin embargo, en otros predominan síntomas como los estornudos, la congestión nasal y el dolor en las articulaciones. Otras mezclan los síntomas anteriores e incluso en algunas comprobaremos que un dolor de cabeza puede ser continuo, en otro puede ser punzante (acompasado con los latidos del corazón). En otras la cefalea se mitiga con la oscuridad y el silencio…

 

 

Virus Influenza
De ahí la importancia de tratar cada gripe de manera individual ya que todos estos síntomas nos están indicando una forma de reacción del organismo ante un agente invasor: el virus Influenza.

Cierto es que existen unas medidas generales que deben tomarse en todos los casos de gripe pero si nuestra intención es tratar al enfermo y no a la enfermedad, no debemos olvidar todo lo anterior.

 

Órganos complementarios y base Ying- Yang

 

Desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China, toda enfermedad es causada por un desequilibrio de las dos energías fundamentales del ser humano: Ying y Yang.

Aplicando esta filosofía al caso particular del que tratamos, los síntomas que nos produciría una gripe Ying serían frío, apetencia por bebidas calientes y cansancio entre otros. Por el contrario, en una gripe de tipo Yang predominarían síntomas como el sudor, la congestión cefálica y la apetencia por bebidas frías.

 

Por todo lo anterior, la primera debe ser tratada básicamente con infusiones calientes y la segunda con infusiones frías o zumos, sobre todo los que contengan dosis adecuadas de vitamina C, como el de naranja o limón, ya que ésta estimula el sistema inmunológico y es de gran ayuda en procesos en los que éste debe enfrentarse con un virus.

 

Por otra parte, para la Medicina Tradicional China, si bien el órgano principal en un proceso gripal es el pulmón, existen unos órganos complementarios que pueden y deben ser igualmente evaluados y tratados para favorecer el proceso de curación. Dichos órganos son el intestino grueso y la piel.

 

Todos ellos son órganos de excreción. Por parte del pulmón, las toxinas dejadas por el virus son evacuadas por la tos y los estornudos, el intestino puede provocar una pequeña diarrea para ayudar en el proceso de depuración y la piel, por su parte, provocará una vasodilatación de los capilares sanguíneos produciendo una fiebre y una depuración a través del sudor.

 

Es conveniente por consiguiente, tanto una limpieza de la piel como una ayuda al intestino que bien puede ser aportando alimentos como la zanahoria, flora bacteriana y fibra. También es conveniente una alimentación rica en vegetales y pobre en carnes, grasas y dulces.

 

Existen ocasiones en las que gripes repetidas son fruto de una toxemia intestinal y que éstas no llegan a solucionarse hasta que el intestino no recupera su funcionamiento. Desgraciadamente, son pocas las veces en las que se lleva a cabo esta relación orgánica. Para salir de la gripe administramos una serie de remedios que dificultan aún más las labores del intestino, llegando a cronificar tanto problemas de gripes o resfriados como de asmas y alergias.

 

Mecanismos de defensa

 

La fiebre no es otra cosa que un intento del organismo de acabar con el virus usando el calor. La mayoría de los virus mueren si la temperatura sube de 38 ó 39ºC. Por ello es recomendable controlar la fiebre pero no cortarla.

 



Ciertamente una fiebre alta (más de 39º) puede ser preocupante sobre todo en niños, ancianos o personas con algún tipo de enfermedad crónica. Sin embargo, habitualmente es más recomendable su tratamiento con homeopatía, fitoterapia o acupuntura que su eliminación con antitérmicos. En caso de personas dentro de los grupos de riesgo siempre es necesario consultar con un experto en terapias naturales ya que sabrá evaluar su estado y por ello recomendar la técnica más adecuada.

 

 Por otra parte, tanto la tos como los estornudos son el trabajo que realiza el pulmón para expulsar el virus y las toxinas que se van depositando en las mucosas y en la sangre. De la misma manera que sucede con la fiebre, la eliminación radical de estos síntomas puede provocar que el organismo no se libere lo suficiente de tóxicos o del propio virus y que bien las recaídas o bien diversas enfermedades asociadas, puedan llegar a producirse con mayor facilidad.

 

Cómo tratar una gripe

 

Debemos comenzar de la manera anteriormente planteada, esto es, aportando caldos (especialmente de verduras) e infusiones calientes en caso de una gripe que provoque frío, y zumos (ricos en vitamina C) e infusiones frías si ésta provoca calor.

 

Desde la fitoterapia existen plantas que no van a cortar los procesos de desintoxicación y depuración del organismo sino que lo van a ayudar en su trabajo. Entre ellas tenemos: Ajo, Cebolla, Tomillo y Romero (especialmente indicadas en infecciones), Perejil, Repollo, Naranja y Limón (ricos en vitamina C), Equinácea y Propóleo (estimulantes del sistema inmunológico), Saúco y Tilo (sudoríficos), Salvia, Pino y Eucalipto (descongestionantes de las vías respiratorias) y Gordolobo, Helenio, Drosera y Miel (para favorecer la expectoración).

 

La homeopatía nos ayuda con policrestos como el Aconitum Napellus (fiebres altas, síntomas que aparecen tras una exposición al frío, garganta seca y dolorida y mucha sed), Belladona (fiebre con sudor, dilatación pupilar, síntomas de aparición repentina, empeoramiento con el frío, escasa sed y dolor de cabeza pulsátil), Eupatorium Perfoliatum (fiebre con dolores en todo el cuerpo, escalofríos, fiebre seca y dolor en los globos oculares), Allium Cepa (estornudos, mucosidad que irrita el labio superior) y Pyrogenium (especial para todo tipo de infecciones).

 

También contamos con el oligoelemento Cobre, un gran antivírico enzimático, con la conocida vitamina C y con una actitud que olvidamos casi siempre que tenemos gripe a pesar de que nuestro cuerpo nos lo está pidiendo constantemente: el descanso, fundamental para que los procesos de curación se den adecuadamente.
 

 

Artículo aportado por Rafael Sánchez

Opiniones

Deja tu opinión de este producto

Cupón de descuento

Ofertas destacadas

Promoción válida hasta el 1/11/2020

Más información

Fabricantes

Informaciones

  • Información sobre Plantas Medicinales
  • Información sobre Flores de Bach y Elixires Flo
  • Información sobre Complementos Dietéticos
  • Informaciones sobre Vitaminas y Minerales
  • Información sobre temas de Salud Natural
  • Información Cosmetica Natural
  • Información sobre Alimentación Natural
  • Informaciones del Mundo del Té
Acepto

Este sitio web puede utilizar algunas “cookies” para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la POLÍTICA DE COOKIES.