/, Salud Natural/Astenia: Causas, síntomas, prevención y astenia primaveral

Astenia: Causas, síntomas, prevención y astenia primaveral

¿Qué es la astenia?

Astenia-crónica-fatiga-crónica-malestar-general

La astenia crónica o fatiga, es el término médico que se utiliza para nombrar a la sensación de cansancio general y apatía que sufren ciertas personas de forma continua. La Astenia crónica se caracteriza por provocar una fatiga prolongada que dificulta los quehaceres habituales. La debilidad en la astenia, es la protagonista del día a día de las personas que la padecen.

Se considera astenia o fatiga crónica, cuando la existencia de cansancio se prolonga durante más de 6 meses. En este tiempo, las personas que la padecen notan que su salud va empeorando levemente hasta reducir en un 50% su capacidad para realizar tareas cotidianas.

¿Qué es la astenia primaveral?

La astenia primaveral es la denominación que recibe al cansancio general y la fatiga cuando es provocada por un cambio de estación. En este caso, la primavera.

Por tanto, como podemos ver que, una de las causas para padecer astenia es el cambio de estación.

Concretamente, en los comienzos de la primavera, la sensación de debilidad, apatía y cansancio en muchas personas, se originan o se agravan, originando lo que conocemos, como: astenia primaveral.

Con esto, corroboramos que los cambios estacionales son más importantes de lo que pensamos. El cambio de las circunstancias de nuestro entorno: ambientales, climatológicas y físicas, tras el cambio de estación, provoca que nuestro cuerpo necesite un periodo de adaptación. Nuestro cuerpo debe adaptarse al medio y para ello, necesita su proceso. Durante el mismo, invierte un gasto tan intenso de energía que muchas veces, éstas no se pueden recuperar, dando lugar a la astenia.

fatiga-crónica-cansancio-debilidad-síntomas

¿Cuáles son las causas de la astenia crónica?

La astenia crónica es una de las enfermedades más repetidas en las personas que visitan el médico. Esto es porque la salud de las personas cada vez se ve más afectada por esta enfermedad.

En la mayoría de los casos, las causas de la astenia se pueden conocer. Ya hemos visto que la astenia primaveral, puede ser una causa para padecer astenia. Pero, a pesar de ello, existen muchos casos en los que la astenia no se puede asociar a ninguna causa.

Esto es debido a que existen muchos agentes subjetivos asociados a las personas, ya sea a nivel personal y/o emocional, que influyen y/o contribuyen en su aparición provocando que se agrave la salud de las personas.

Aun así, podemos hacer mención a algunas causas orgánicas y fisiológicas, por medio de las cuales se origina la astenia:

  • Infecciones latentes
  • Ingesta de ciertos medicamentos
  • Enfermedades del metabolismo, neuromusculares, neoploasia, anemia u otras enfermedades de órgano.
  • Dieta inadecuada, exceso de actividad, falta de sueño, embarazo, etc.

¿Cuáles son los síntomas de la astenia?

  • Los dolores fuertes de cabeza
  • La subida de temperatura corporal: fiebre
  • Alteraciones previas, durante y a posteri del sueño
  • Fatiga continuada
  • Debilidad y cansancio continuado
  • Fuerza deficiente
  • Falta de vitalidad
  • Cambios de humor

Los síntomas de enfermedades como esta, llegan a debilitar el sistema inmunitario. A pesar de ello, la repercusión en la salud de las personas que la padecen, es mayoritariamente leve.

¿Cuáles son los remedios para paliar la astenia crónica?

Debido a los síntomas que las personas experimentan durante esta enfermedad crónica, lo normal es recurrir a alimentos y/o remedios naturales que faciliten la vuelta a la calma y la relajación de cuerpo y mente. Es por ello, por lo que todos aquellos alimentos o situaciones que causen estrés, ansiedad, nerviosismo exacerbado y/o alteraciones varias, se deben evitar. Para poder remediar la astenia es necesario:

Trastornos en el sueño por causa de la Astenia crónica

Hacer un examen de conciencia

Para dar con la causa y por tanto, ponerle remedio a la situación de astenia es necesario hacer un repaso mental sobre nuestro ritmo y/o situación de vida antes de acudir a un especialista.

Debemos darle respuesta a estas cuestiones: ¿duermo las horas necesarias? ¿Hay alguna situación familiar, personal y/o laboral que está afectando a mi estado de ánimo? ¿estoy embarazada? ¿estoy sufriendo un cambio de estación?

Revisar la alimentación

La siguiente pregunta que deberíamos hacernos es: ¿Me alimento correctamente?

La alimentación es uno de los factores más importantes de nuestra vida, al igual que el descanso, ya que conforma un 80% de lo que somos por fuera, de cómo nos sentimos por dentro y de las enfermedades que padezcamos en un futuro.

En este caso, para paliar los síntomas de fatiga de esta enfermedad, es importante comer:

  • Lentejas: Vitaminas del grupo B y fibra. Sustitutivo de cereales refinados.
  • Quinoa: fuente importante de fibra y magnesio.
  • Frutas: para hidratar nuestro cuerpo.
  • Verduras: que nos ayuden a detoxificar y a hacer funcionar correctamente el organismo. Así como, a sentirnos con menos sensación de pesadez.

Eliminando los azúcares, las bebidas energéticas, infusiones con cafeína y café. Así, como los vicios: el tabaco o el alcohol.

Si de esta manera, seguimos sin conseguirlo, también podemos tomar algún tipo de vitaminas para acabar con el cansancio y la fatiga que produce la astenia.

Astenia-crónica-causas-síntomas-fatiga-y-cansancio-acumulado

Acudir a un especialista

Si aún así, no le damos respuesta ni solución a nuestros síntomas, es importante que acudamos a un especialista. De esta forma, él o ella, nos dará las pautas para poder acabar con la enfermedad.

Es más, puede realizarnos una dieta a medida y/o aconsejarnos algunas vitaminas para el cansancio y esa sensación de fatiga.

En todo caso, también puedes visitar otros consejos para mejorar la astenia primaveral. de esta forma, podrás encontrar otras muchas soluciones para poder acabar con ella.

¿La astenia siempre tiene solución?

Sea como sea, no hay ningún agravante que imposibilite poder paliar la astenia. Solo debemos encontrar la causa exacta y darle la solución correcta.

Lo que ocurre es que, es posible que nosotros solos no podamos darle una solución si se trata de algo que está fuera de nuestro conocimiento. Esto ocurre cuando tenemos problemas que solo un especialista puede aconsejarnos qué hacer. Como: anemia o enfermedades del metabolismo, neuromusculares o de ciertos órganos de nuestro cuerpo.

Pero, a pesar de ello, entre el o la especialista y nosotros mismos encontraremos el mejor remedio para acabar con ella.

 

Patricia Maciá

Bibliografía

García JN. Diagnóstico y tratamiento de la astenia crónica en la clínica.

Sociedad Española de Medicina interna. Astenia Crónica.

Castillero, O. Psicología Clínica. Astenia: ¿qué es y qué síntomas produce?

Deja tu comentario