Propiedades de Ginkgo Biloba y Beneficios para la Salud

 

ginkgo1Los principios activos del Ginkgo están claramente establecidos en la farmacopea y son cientos los estudios realizados sobre el efecto de estos, especialmente en lo que tiene que ver con su propiedad de ralentizar el envejecimiento cerebral.

Los principios activos de las hojas del Ginkgo son: glucósidos flavonoides, quercitina, luteolina, catequizas, resina, aceite esencial, lípidos y terpenos específicos: bilobálido y ginkgólidos A, B y C. Como suele ser habitual las virtudes terapéuticas de la planta se deben a la suma de sus principios, más que a uno de ellos por si solo.

Es verdad que el Ginkgo no consigue penetrar en las células cerebrales (neuronas) como si lo hace la Fosfatidilserina (regenerando las membranas) o la Acetil-L-Carnitina (activando las mitocóndrias), sin embargo, dado su poder antioxidante y activador de la microcirculación vascular, posee una acción también muy interesante a la hora de buscar una estrategia ante los trastornos en las habilidades mentales.

En Octubre de 1997 el Journal of the American Medical Association publicó los resultados de estudios que demostraban que el Ginkgo mejoraba el rendimiento congnitivo de los pacientes estudiados. Se trataba de pacientes con trastornos mentales, ya fuesen clasificados como Alzheimer o no. Utilizaron todos los controles imaginables y puntuaron los resultados en base a tres escalas diferentes para asegurarse la precisión en los resultados. Los investigadores llegaron a pasar a todos los pacientes del grupo placebo a la terapia real y viceversa, a mitad de estudio. No quedaron dudas, el ginkgo detenía el avance de la enfermedad en la mayoría de los casos y, en muchos, se observó una mejoría. Los resultados fueron detectables a los tres meses de tratamiento y notables a los seis meses.

Propiedades del Ginkgo Biloba:

ginkgo

* Acción vasodilatadora. Aumenta el riego sanguíneo disminuyendo las resistencias periféricas en las pequeñas arterias. Compensando así trastornos provocados por la arterioesclerosis.

* Acción venotónica. Tonifica las paredes de las venas, disminuyendo el acúmulo de sangre en ellas, y facilitando el retorno venoso.

* Neuroprotector. Aumenta el flujo sanguíneo cerebral, y como consecuencia el oxígeno y la glucosa disponible en el. Ejerce una influencia positiva sobre los neurotransmisores, agilizando las comunicaciones entre neuronas. Como ya comenté mejora las funciones cognitivas, la atención y la memoria.

* Antioxidante. Los bioflavonoides presentes en el Ginkgo son potentes antioxidantes, especialmente a nivel cerebral.

Tradicionalmente se recomienda en casos de enfermedades cerebrovasculares, mala memoria, falta de atención y concentración, Alzheimer, depresión asociada a la edad, frío en las extremidades, como antioxidante, etc. Siempre bajo la supervisión de un profesional cualificado, especialmente si se están tomando anticoagulantes.

Extraído del libro “Antienvejecimiento con nutrición ortomolecular”, de Felipe Hernández Ramos.

Deja un comentario