Usos terapéuticos de la Melatonina

Artículo informativo
Usos terapéuticos de la Melatonina

Usos terapéuticos de la Melatonina

Todos los seres vivos tenemos un reloj interno que marca nuestro ritmo diario (circadiano) y nos hace ser conscientes del paso de periodos de tiempo más largos (circanuales). Estos cambios de tiempo vienen mediados por los niveles de melatonina, una hormona evolutivamente muy antigua, que se produce en muchos tejidos del cuerpo, incluyendo la glándula pineal, retina y tracto gastrointestinal (1).

Los usos terapéuticos de la melatonina se basan en los efectos de esta hormona sobre las estructuras cerebrales que controlan la sincronización de los ritmos biológicos, la normalización del sistema inmune y el equilibrio del sistema
endocrino.

Podríamos hablar de un sistema inmune-neuroendocrino, considerándolo como la red fundamental para el mantenimiento de la salud en su sentido más amplio.

Entre los principales actores de este sistema, se encontrarían las hormonas, entre las cuales la melatonina goza de importante popularidad.

Debido a su importante función moduladora de distintas acciones fisiológicas, puede resultar de utilidad para el tratamiento de numerosos trastornos. Su eficacia y virtual ausencia de toxicidad, hacen que la melatonina presente gran interés en la práctica clínica.

Jet-Lag. Se han estudiado diversas dosis, formas y pautas de melatonina, para mitigar los síntomas del jet-lag. Una dosis única de 5 mg de melatonina de liberación rápida, tomada antes de acostarse durante 4 días después de un vuelo intercontinental, mejoró significativamente la calidad del sueño, acortó la latencia del mismo y disminuyó la somnolencia diurna y la fatiga. Dosis fisiológicas de 0,5 mg fueron casi tan eficaces, como las dosis farmacológicas de 5 mg, en relación a la somnolencia diurna y la fatiga, sin afectar a la calidad del sueño (2).

Trastornos derivados del cambio de horario de trabajo. La administración de melatonina por la mañana desplaza los ritmos circadianos más tarde, mientras que la administración de melatonina por la noche, cambia los ritmos antes.

La administración de 5 mg de melatonina durante seis días (turnos de noche de siete días sucesivos) a policías, antes de dormir de día, produjo un aumento en la calidad y duración del sueño, además de un aumento del estado de alerta durante las horas de trabajo, en comparación con placebo y ningún tratamiento (3).

En el caso de enfermeras que trabajaban en turno de noche, se utilizaron durante dos días antes de dormir de día: 6 mg de melatonina, 6 mg de melatonina combinados con evitar la luz por la mañana, o placebo. La melatonina sola, o en combinación con evitar la luz, dio como resultado un aumento significativo en el tiempo de sueño total. Evitar la luz por la mañana no mejoró el efecto (4).

Insomnio. La producción de melatonina disminuye con la edad. No obstante, en el caso de insomnio de inicio en niños entre 6 y 12 años, la melatonina es eficaz en una dosis de 0,05 mg/kg, dada al menos de 1 a 2 horas antes de la hora deseada de acostarse (5).

Antioxidante. La reducción de melatonina observada con el envejecimiento, puede indicar la presencia de un “reloj de la edad”, que marcará las horas de nuestra esperanza de vida. La melatonina es considerada un antioxidante fuerte, a menudo considerada como un depredador, o mejor “carroñero” de radicales libres.

Como ejemplo de este efecto antioxidante, se realizó un estudio en pacientes afectados de esteatohepatitis no alcohólica (inflamación grasa del hígado, no debida al hábito alcohólico). El mecanismo por el cual una situación de hígado graso avanza hacia una esteatohepatitis no alcohólica no está bien conocido, sin embargo, en este proceso se observa un incremento del estrés oxidativo, con aumento de especies reactivas de oxígeno y un excesivo aumento de mediadores inflamatorios. La toma de 10 mg de melatonina al día, repartidos en dos tomas, durante tres meses, mejoró considerablemente las enzimas hepáticas en plasma respecto al grupo placebo, sin causar ningún efecto secundario (6).

Sistema inmune. La secreción de melatonina está siendo estudiada en el contexto de trasplante de órganos, infecciones, formación de neoplasias e inmunosupresión (7).

En base a los datos actuales, las perspectivas clínicas de la melatonina pueden ser muy prometedoras. En el sistema cardiovascular, parece regular el tono de las arterias cerebrales. Se estudia el papel de la melatonina en el desarrollo de la migraña. Se ha comprobado su efecto directo sobre los órganos reproductivos de los vertebrados, ya que está implicada en la reproducción estacional en animales y en la fase desarrollo en los seres humanos. Al penetrar fácilmente la barrera hematoencefálica y debido a su papel neuroprotector podría resultar de utilidad en casos de Parkinson, Alzheimer (8)u otras enfermedades neurodegenerativas.

Bibliografia

1. Bubenik GA, Konturek SJ. Melatonin and aging: prospects for human treatment. J Physiol Pharmacol. 2011 Feb;62(1):13-9.
2. Suhner A, Schlagenhauf P, Johnson R, Tschopp A, Steffen R. Comparative study to determine the optimal melatonin dosage form for the alleviation of jet lag. Chronobiol Int. 1998 Nov;15(6):655-66.
3. Folkard S, Arendt J, Clark M. Can melatonin improve shift workers’ tolerance of the night shift? Some preliminary findings.Chronobiol Int. 1993 Oct;10(5):315-20.
4. Yoon IY, Song BG. Role of morning melatonin administration and attenuation of sunlight exposure in improving adaptation of night-shift workers. Chronobiol Int. 2002 Sep;19(5):903-13.
5. Van Geijlswijk IM, Van der Heijden KB, Egberts AC, Korzilius HP, Smits MG. Dose finding of melatonin for chronic idiopathic childhood sleep onset insomnia: an RCT. Psychopharmacology (Berl). 2010 Oct;212(3):379-91. Epub 2010 Jul 29.
6. Gonciarz M, Gonciarz Z, Bielanski W, Mularczyk A, Konturek PC, Brzozowski T, Konturek SJ. The pilot study of 3-month course of melatonin treatment of patients with nonalcoholic steatohepatitis: effect on plasma levels of liver enzymes, lipids and melatonin. J Physiol Pharmacol. 2010 Dec;61(6):705-10.
7. Fildes JE, Yonan N, Keevil BG. Melatonin–a pleiotropic molecule involved in pathophysiological processes following organ transplantation. Immunology. 2009 Aug;127(4):443-9.
8.Matsubara E. Melatonin agonist: a possible disease-modifying agent for Alzheimer’s disease. Nihon Rinsho. 2012 Feb;70(2):349-52.

Por José Daniel Custodio
Licenciado en Biología

Deja un comentario